26 enero 2009

LA MOSCA EN LA OREJA

Una desagradable experiencia logró que me reconciliara con los hospitales públicos.

El viernes pasado dormía en el campo, en La Larga, a 420 kilómetros de Buenos Aires.

Eran aproximadamente las 4 de la mañana, cuando sentí el zumbido de una mosca cerca de mi oreja derecha y un golpe como si la mosca hubiese chocado con la oreja.

Obviamente respondí con el típico manotazo, me di vuelta y seguí durmiendo.

Pero no...

Segundos después sentí algo que no había sentido nunca: el aleteo del bicho adentro de mi oreja...!.

Respiré hondo, me propuse no entrar en pánico, prendí la lámpara de mi mesa de luz y empecé a mover la cabeza como cuando uno quiere sacarse agua del oído.

Nada... La mosca seguía allí...

Fui al baño, mire en el espejo y obviamente no se veía nada.

Le pedí a mi mujer una de esas pinzas para depilar cejas y amagué meterla en mi oreja con el fin de atrapar al intruso.

No fue una buena idea...

De a poco fui aceptando la cruda realidad: ese bicho se iba a quedar allí, posiblemente por mucho tiempo, salvo que tomará alguna medidad efectiva para sacarlo.

Como alguna vez había escuchado que los bichos en las orejas son peligrosos, empecé a analizar cada vez más en firme la posibilidad de ir a la guardia de un sanatorio o de un hospital.

No veía otra solución...

La opción más cercana estaba en Daireaux, a unos 30 kilómetros del campo.

Hacia allí partí a las 4:15 AM...

Sabía que era imposible encontrar a esa hora una clínica privada abierta, por lo cual mi destino era sin duda alguna el Hospital Municipal de Daireaux.

Confieso que durante el trayecto entre el campo y Daireaux luché a brazo partido entre el aleteo de la maldita mosca y las cosas espantosas que se me ocurría que podían pasarme si no encontraba a alguien ducho en la materia.

No tuve buenas experiencias con los hospitales públicos y mi confianza en este pequeño hospital de la municipalidad de Daireaux no era mucha...

Llegué, tomé valor, entré y toqué el timbre de la guardia.

A partir de allí no dejé de sorprenderme...

La enfermera que me atendió me preguntó qué me pasaba y me dijo que esperara que iba a buscar un médico.

A los pocos minutos me dijo que el médico ya estaba en camino.

Menos de 10 minutos después de haber llegado, el médico me hizo pasar a una sala limpia y prolija, impecablemente vestido y con guantes de látex me preguntó lo que pasaba, me examinó el oído con un aparato muy sofisticado y resolvió el problema con una gotas de alcohol y un "lavaje".

Hecho esto, me explicó que, si esto volvía a pasar, lo ideal es "matar" el bicho con alcohol o aceite, de modo de evitar el aleteo, que puede dañar el oído o incluso "volverte loco" (eso posiblemente no era literal...).

Muerto el intruso no es urgente ver a un médico y uno puede evitar levantarse a las 4 de la mañana y hacer 30 kilómetros de ida y otros tantos de vuelta, en ruta y de noche. Basta con ir temprano a la mañana a que "extraigan el cadáver".

Me tomó el nombre, edad, documento y ni siquiera me cobró...!.

Confieso que me sentí culpable.

Por dos cosas.

Primero por mi prejuicio contra los hospitales públicos. Alguna que otra mala experiencia me había hecho calificarlos a todos del mismo modo y eso fue evidentemente una injusticia.

Segundo por el poco valor que como sociedad le damos al talento de médicos como el que me atendió. No sé por qué, pero me sentí en deuda con él... Por lo complicado que es para ellos ejercer su profesión... Porque siempre nos quejamos "de ellos", pero nunca protestamos "por ellos"...

¿Sabemos que tenemos gente de muchísimo talento con una vocación enorme por ejercer la medicina?.

¿Por qué con tanto talento no logramos implementar un sistema de salud, público, del cual podamos sentirnos no sólo confiados, sino además orgullosos?.

Seguramente esa mosca fue providencial.

Soy a partir de ahora un defensor incondicional de nuestros médicos y me declaro optimista en la compleja tarea de tener un sistema de salud como Dios manda, para que el que necesite ayuda la encuentre.

Si alguien sabe cómo empezar, no deje de avisarme!.

20 Comentarios / DEJÁ EL TUYO:

Lujan Fuentes Benitez dijo...

Hola Juan!!, no he parado de reirme,sorry!,y,no hay mal que por bien,no venga! Hay médicos y personal que trabajan en hospitales públicos,"maravillosos"!!!! No nos gusta cuando está politizado el tema. Lo mismo que me sucede cuando pienso en la educación pública en la cual,he estado. Hay mucho por hacer.Besos,Luján

Ana Cecilia Del Río dijo...

Je, complicadito el momento, tan bien solucionado luego. Si bien mi viejo era médico y laburaba ad honorem muchas veces, como con sueldo fijo en los hospitales y luego en su consultorio, no todos son iguales, por eso no se puede generalizar. Hay muchos muy talentosos y otros muy chorros mal. Y los hospitales van rotando según quien los administre. El Municipal de mi ciudad de antes, no fue para mí igual que hace unos años donde padecí estragos, y siendo paciente recién operada, me fui de allí. Depende el doc que te toque de turno, quien lo dirija en ese entonces, de tantas cosas y políticas que no se puede creer. Pero bueno, vos la sacaste bárbara, por eso entiendo que los defiendas a morir. Como dice el refrán, cada cual, a como le fue en la feria, je, beso, Yo. (Lee la carta última de Favaloro que subí la otra vez, y vas a ver tantas cosas, ante un tipo extraordinario en todo sentido)

Juanqui dijo...

Gracias Luján y Ana x los comentarios!. Ana voy a mirar tu carta. Salu2!

Silvia Paola Lynch dijo...

ohhhh my!!! no puedo imaginar, el susto, y el ew! me alegra que estes "cerca" de profesionales honorables :)

Juanqui dijo...

Gracias Silvia x tu comentario!

Sergio Alvarez Campos dijo...

Los que defendemos el libre mercado y lo privado en general solemos tener estos prejuicios, asi que episodios como el tuyo nos sirven para recordar que hay gente en el estado que hace las cosas bien, yo he tenido experiencias o referencias de personas que trabjan en la salud publica de manera sorprendente, no todo lo que es del estado es necesesariamente malo, lo que sucede es que generalmente es mas ineficaz, imaginate si toda la plata que los trabajadores y la patronal les damos a los sindicalistas en concepto de cargas sociales fueran a un seguro nacional de salud, creo que funcionaria de manera excelente (siempre que no este politizado) y costaria la mitad.

Ana Cecilia del Río dijo...

Te dejo el link de la carta de Favaloro, Moi.

http://www.facebook.com/note.php?note_id=44645613686

Juanqui dijo...

Gracias Sergio x tu comentario!

Juanqui dijo...

Gracias Ana!

Amalia Moreno Vivot dijo...

JAAAAAAAAAAAAAA!!!!!! QUE GRACIOSO, NO PUEDO DEJAR DE IMAGINARTE FRENTE AL ESPEJO TRATANDO DE VER SI ESTABA EL INTRUSO A LA VISTA.
FUERA DE TODO CHISTE, LA VERDAD QIE EN NUESTRO PAIS TENEMOS MEDICOS DE LUJO Y NUESTRO DEBER ES DEFENDERLOS Y VALORARLOS, BESOS AMA

Juanqui dijo...

No fue gracioso!!!. Jajaja!. Gracias x tu comentario!. :-)

Anónimo dijo...

Me da pena que haya sido una mosca en un campo y a las cuatro de la matina, y a tu edad la que te haya hecho recapacitar sobre esto tan cierto y valioso que decis; pero... me ENORGULLECE saber que MI PRIMO a su edad (sin onfender, simplemente porque no tenes 18), puede discernir y recapaciar, reaccionar, y expresar libremente el hecho de HABER CRECIDO un escalon mas en esto que es LA ESCALERA DE LA VIDA....
gracias primo, MUY BUENO, bendeci a los Docs, Y A LA MOSCA!!!, todos tenemos una mosca en algun trayecto del camino..
Loly Lynch

Juanqui dijo...

No se me apene prima!. Pero es verdad, tengo que agradecer a la mosca... Gracias x el comentario!. Beso. JQ

Lujan Fuentes Benitez dijo...

Juassss!!!! con primas así.....!!!! me refiero por lo de la edad que mencionó en dos oportunidades!!!. Loly, coincido en todo! Besos,Luján

Jorge Pedro dijo...

Trabajo en el derruido Clínicas ...mi lucha dentro del Liberalismo ...siempre fué el apoyo del Hospital público con el Sistema de Autogestión ..y con accecibilidad REAL y EFICIENTE para el carenciado ..donde se le pueda cobrar a la prepaga u Obra Social ouna consulta privada económica si se trata de un paciente con medios o consulta privada.... para mejorar el alicaido sistema que ,si realmente funcionara ,no debería cobrarte porque para eso lo mantenes con impuestos ...pero esto a vos no te lo tengo que explicar ...el motivo de este comentario es que si realmente queres dar batalla entre tantas que dás, aca tenés un ayudante , aliado o socio,que muchas veces lucha sólo sobre estos temas, a veces en los medios ...otras entre colegas y porque no entre gente de una misma ideología pero que a veces por prejuicio cree que la salud debe ser privada en un país con un estado deficiente,un abrazo y te felicito por ocuparte de estos temas..Jorge Pedro

Juanqui dijo...

Gracias Jorge x tu comentario!. Te mando un abrazo. JQ

Andrea Rivas dijo...

Juan Gracias! La nota nos dejó una importante enseñanza a todo cronista.com ya que leí tu nota en voz alta. Si alguno de nosotros sufre un incidente similar ya sabemos como actuar. Besotes

Juanqui dijo...

Jajaja!. Un modesto aporte para evitar el pánico ante una situación similar...!. Gracias x tu comentario. Bss!.

Andrea Rivas dijo...

Obvio! Esto es para aquellos que dicen que Facebook no sirve para nada. Es todo un servicio social! Beso

Juanqui dijo...

Cheers!.

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails

Encontrame también en: