25 enero 2009

CUANDO VEAS UN MOSQUITO, SALÍ CORRIENDO...!

Si a uno le hablan de enfermedades como la fiebre amarilla, la malaria, la fiebre tifoidea, el cólera o el dengue, las asocia más a pandemias del siglo pasado, e incluso más viejas todavía, que a enfermedades contra las cuales es necesario tomar prevenciones a la hora de viajar a países vecinos.

Error...!.

Todas ellas nos acechan hoy, en el siglo XXI, y un simple viaje turístico a Brasil, Perú, Bolivia o algunas islas del Caribe, requiere de vacunación preventiva.

Ni siquiera algunas regiones del norte de nuestro país están exentas de los peligros que las mismas representan para la salud, ya que llegan en la mayoría de los casos a ocasionar la muerte.

Confieso que me sorprendí hace unos días escuchando a un infectólogo por radio y rápidamente me metí en Internet para ver qué había de cierto en lo que se estaba diciendo.

Las primeras conclusiones fueron que uno puede contraer fiebre amarilla en Brasil, cólera en algunas islas del Caribe, malaria en Bolivia, dengue en Venezuela y fiebre tifoidea en Perú, sin hacer cosas demasiado raras...

Aprendí que algunas de estas enfermedades derivan de fenómenos en los que el hombre no está directamente involucrado, como es el caso de las bacterias del grupo Vibrio, que están atacando a los corales en la zona de la Florida y el Caribe. Entre este grupo de bacterias se encuentran las que infectan moluscos y las que producen el cólera en los humanos....

Que otras, como la fiebre tifoidea, responden a problemas de higiene. En este caso particular, se ha registrado en varios centros urbanos de Perú y es producto de la ingesta de alimentos contaminados con salmonella , una bacteria que habita en la materia fecal de animales domésticos y algunas aves silvestres.

Que el caso de la fiebre amarilla es sumamente particular, ya que el virus de esta enfermedad habita en el organismo de los monos selváticos y se transmite a través de ciertos tipos de mosquitos que pican a monos y humanos, dispersando el virus. Si bien Brasil había erradicado la fiebre amarilla en el año 1942, actualmente las autoridades aceptan la existencia de "fiebre amarilla silvestre" en ciertas zonas de bosques y están embarcados en una amplia y activa campaña de vacunación.

Y que la malaria y el dengue, ambas transmisibles a través de ciertos tipos de mosquitos, aunque la primera producida por un parásito y la segunda por un virus, son producto, en cierto sentido, del la obra pública... Las mismas surgen en los últimos tiempos, en determinadas zonas de Bolivia y de Venezuela, como consecuencia de los movimientos de agua que se generan por los grandes movimientos de tierra necesarios para la construcción de represas, caminos y otras obras de gran envergadura en zonas cálidas.

Cuando termine de leer todo esto me quedé con la sensación de que en materia de enfermedades estamos viviendo en el siglo XVIII...

Tenemos telefonía celular, Internet, podemos hacer casi cualquier cosa con un pequeño aparato que no pesa más de 150 gramos, pero podemos morirnos de cualquiera de estas enfermedades al salir de vacaciones fuera del país, e incluso a algunas zonas de Argentina.

Es espantoso...!.

Pero además, cuando consulté con amigos y conocidos, prácticamente ninguna tenía idea de esto, o en todo caso habían escuchado o leído algo...

Lo ideal sería la implementación de políticas globales para acabar con ellas.

Lo deseable frente a la evidencia de que lo ideal no ha sido posible, es una fuerte campaña de información que, junto con la prevención médica, reduzcan al mínimo el riesgo que generan estas enfermedades.

Por las dudas, cuando veas un mosquito, corré...!!.

2 Comentarios / DEJÁ EL TUYO:

Silvia Paola Lynch dijo...

Que horror, yo soy super asquienta... Y de castigo vivo en la Florida, en una casa muy cerca al lago, y desde la primavera hasta comienzos del verano, tenemos que lidear con una masa absurda de mosquitos, la unica esperanza es que la fumigacion regular que la ciudad y el condado hacen los mata sino los mantiene en"bajos" numeros, para mi un mosquito es demasiado, una sola picada y me dejan miserable. Aun estoy horrorizada con tu mosca en la oreja :(

Juanqui dijo...

Gracias Silvia x tu comentario!

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails

Encontrame también en: