28 mayo 2009

AQUELLOS BUENOS VIEJOS TIEMPOS...

Que bueno es darse cuenta que uno llegó a desarrollar algo parecido al cariño por algo que uno se imagina tan "poco querible" como es una marca.

Que importante sería que las empresas privadas volvieran a tener el rol que alguna vez tuvieron en el desarrollo del país.

Está totalmente fuera de mis planes hacer "publicidad" de un cliente, pero las dos reflexiones son producto de una reunión en la que estuve esta mañana, organizada por Alpargatas, uno los clientes de la firma consultora que dirijo.

El objetivo era presentar el nuevo logo y el nuevo concepto de comunicación de la marca Topper, que apunta a convertirse en una fuerte marca internacional.

En relación con la primera de estas reflexiones, no sé si le pasa a todo el mundo, pero la verdad es que Topper es para mi bastante especial.

Posiblemente no sea "cariño" la palabra apropiada, pero sin duda lo que me genera Topper es algo parecido.

Eran las zapatillas con las que hacía gimnasia en el colegio, con las que empecé a jugar al tenis, y con las que salía, cuando empezó la etapa de las fiestitas y el boliche.

¡Hasta hice negocios con Topper!.

Estando en Denver, en los Estados Unidos, donde estudié por algún tiempo, comprobé la fascinación de algunos de mis compañeros latinoamericanmos por esa marca.

Particulamente uno de ellos, hijo de aquel famoso Presidente de Ecuador, Rodrigo Borja, me pidió alguna vez que le mandara las "Topper reforzadas", cosa que hice, con el correspondiente "mark-up"... :-)

Costó conseguir la fotito que ilustre este post, pero finalmente lo logré.

En relación con el rol que una empresa privada puede jugar en el desarrollo de un país, la introducción que hizo el gerente general de la compañía, me sorprendió.

Alpargatas tiene seis plantas de producción de calzados y cuatro plantas de producción de textiles, distribuidas en todo el país.

La construcción de cada una de esas plantas, no sólo se llevó adelante pensando en lo más conveniente para el negocio de la compañía, sino además en el desarrollo industrial y social del país.

Para construir una planta se realizaba una inversión, luego se empleaba a gente del lugar, muchos proveedores se instalaban en los alrededores para abastecer a la planta, surgía una demanda importante de infraestructura y servicios para esa comunidad que empezaba a movilizarse, y esa sociedad empezaba a crecer.

Ese proceso hizo que, en lugares tan alejados entre sí como Buenos Aires, Chaco, Tucumán, Catamarca, La Pampa, o San Luis, haya plantas industriales de las cuales cada localidad está orgullosa.

Hay alrededor de 4.500 personas que trabajan en las diez plantas.

Son 4.500 familias.

Es mucha gente.

Si bien la compañía tuvo muchos y muy serios problemas durante bastante tiempo, hoy es una suerte de alianza estratégica entre accionistas argentinos y accionistas brasileros, y eso le permite contar con capacidad financiera y con tecnología como para impulsar proyectos como el de la internacionalización de la marca Topper.

Creo que este país tuvo "muchas y muy buenas Alpargatas".

Tuvo el privilegio de contar con muchos empresarios, de esos que hacían las grandes cosas, que desarrollaron grandes negocios mientras ayudaban a que también el país se desarrollara.

Empresarios que eran inmigrantes, empresarios nacidos en el país, e incluso empresarios extranjeros, que veían al país como el lugar apropiado para invertir.

El país se hizo grande gracias a todos ellos.

Pero en algún momento eso cambió.

No tengo idea por qué fue, pero claramente la visión y el compromiso de nuestros empresarios de hoy no se compara con el de esa gente, que hizo mucho más con mucho menos.

Según contaron, el nuevo slogan de Topper es "El corazón manda".

Ese debería ser el desafío para nuestros hombres de negocios.

Ponerle algo de corazón a su tarea.

Como en aquellos buenos viejos tiempos.

20 Comentarios / DEJÁ EL TUYO:

germanh dijo...

excelente, muy bueno, llego a lo mas profundo de mi este post (es un post, no?)
creo que todo cambio, el mundo cambio, los escenarios cambiaron, las epocas cambiaron, hoy todo es mucho mas dinamico y agil. Las empresas cambian de manos de un ida para el otro, se crean empresas que en meses son vendidas, etc.
Pero estoy totalmente de acuerdo que seria lindo volver a esos valores de anatano.

saludos,

Juanqui dijo...

Gracias Germanh x tu comentario!

Soledad Vignolo Mansur dijo...

Todos los recuerdos de infancia y adolescencia con esa marca. Papa, además del banco, tenia un negocio de deportes y había pagado la franquicia de exclusividad con Topper.
Recuerdo las que usabamos en colores para salir. Blancas, amarillitas, celestes. Me siguen gustando, tal vez el publicista tenga razón con el slogan, y ojala el corazón mande en muchas cosas más, sin perder la razón.Gracias por el post Juan

Charly W. Karl dijo...

Cuando un producto satisface las expectativas del usuario, es natural identificarse con la marca y, al suceder esto con mucha gente, representa un reconocimiento implícito para la empresa. Esta es una de las razones por las cuales las marcas generan adhesión, creando un círculo virtuoso donde se benefician tanto los ofertantes como los demandantes.

Un abrazo!

Jose Benegas dijo...

Por algún motivo en general han decidido ser víctimas de la política y pese a todos los resortes a su favor un pequeño extorsionador público con una cámara los hace entrar en pánico. Ser muy importante y tener mucho miedo son cosas que no pueden ir de la mano.

Juanqui dijo...

Gracias Sole y Charly x sus comentarios!

Juanqui dijo...

Buen punto!. Gracias José.

Jorgelina Margaride Ordoñez dijo...

siii yo teniaaa y las usaba para gimnasia en el cole!!!!!!

Lujan Fuentes Benitez dijo...

Sé que tu post va hacia otro sentido pero:Aunque parezca mentira, en el cole de mis hijos son las "zapas" obligatorias, salvo aquellos/as como la mía más chica que deban usar plantillas y tienen permitido bajo certif med que usen otras reforzadas, pero blancas. El motivo? es que al ser de lona...los papás "deban lavarlas" con mayor regularidad que las de cuero o simil cuero.

Laura Corvalán dijo...

Mi hijo solo usa Topper. Yo me crié en Topper y mi hijo -nunca más pertinente- sigue mis pasos... Usa topper tennis de esas de lona, suela de tenis (hay suela de basquet oscura: vienen en color azul y negro las de basquet). Las tennis vienen en color blanco y celeste, J. usa en color celeste (por se un toque más sufridas que las blancas) y usa las ... Leer mástopper tennis de cuero negro para invierno porque son mucho más calentitas. Las usa desde el número 22 o 23 (o sea: de muuuuy chiquito) y vamos por el 31 ya (salió patón como yo. ;))

Juanqui dijo...

Impresionante como nos marcó!. Gracias Jorgelina, Luján y Laura x sus comentarios!.

MARIANO dijo...

Que buena onda!!! Pero habia hacer todo bien para que te compraran las toper!. Nada de quilombo bien el colegio hasta bañarte, ja! Muy bien la noticia esta. M

Juanqui dijo...

Gracias Mariano.

Gaby Patla dijo...

que buenos recuerdos estas trayendo...!!

Maria Victoria Sanchez Viamonte dijo...

Te acordas de las Topper rojas?????? q lindassssssss ????

Roxana Kahale dijo...

aun tengo unas viejas topper celestes y ahora muchos tenistas argentinos se visten con topper como el Machi Gonzalez

Gabriela Pousa dijo...

Yo las quería pero mamá me compraba las Flecha xq eran más baratas y eran épocas complicadas para la Flia! Jaja. Pero es cierto lo que decís se atesoraban esas cosas, ahora todo parece "reciclable" hasta algunos seres humanos!!! Glup... Un abrazo!

Pato Suarez dijo...

uhh yo las usaba ...

Juanqui dijo...

Gracias gente x sus comentarios!!

Miguel! dijo...

No lo Puedo Creer!!!! Esas Zapas de la foto eran MIAS!!!!! no se como llego a Internet, recuerdo que estaban hechas cajeta, el piso de mi antigua casa, y en la esquina superior derecha se puede ver una puntita de mi Frasada!!!!

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails

Encontrame también en: