16 marzo 2009

¿QUÉ PASA CUANDO LA PEOR CONDENA POSIBLE NO ES SUFICIENTE...?

El hombre de la foto que ilustra la nota es Josef Fritzl.

Fritzl abusó sexualmente de su hija Elizabeth desde el año 1977, cuando ella tenía apenas 11 años.

En el año 1984 la encerró en el sótano de la casa donde vivían y la mantuvo allí durante 24 años.

Durante ese período de tiempo y como consecuencia de los abusos sexuales de su padre, Elizabeth quedó embarazada por lo menos siete veces, en las que tuvo seis hijos a través de partos simples y un par de gemelos, de los cuales uno murió al nacer y fue incinerado y enterrado por el propio Fritzl.

Hijos de ella y de su padre.

Nunca tuvo ayuda alguna durante los partos ni durante la crianza de esos chicos, que eran además sometidos al mismo calvario que la madre, es decir que permanecían encerrados en el sótano de la casa familiar.

Esta historia aterradora se conoció el 26 de abril de 2008, cuando Elizabeth y sus hijos fueron liberados.

Tenía ya 42 años.

Hoy Josef Fritzl declaró ante de la Justicia en Austria, donde se declaró culpable de incesto, culpable de privar de la libertad a "los hijos de él y de su hija", "parcialmente culpable" de violación, e inocente tanto de esclavitud por el encarcelamiento de su hija, como de homicidio del gemelo que murió en el parto.

Sus abogados alegaron en su defensa que Fritzl había vivido una "segunda vida" en el complejo subterráneo sin ventanas de 60 metros cuadrados y aislado acústicamente, que él mismo construyó, viendo videos de aventuras con los chicos y llevándole flores a Elisabeth, que hacía la cena.

La verdad es que uno no puede hacer otra cosa que quedarse duro del espanto ante tanta locura y tanto cinismo.

Sin embargo, lo que más me interesa ahora es que va a hacer la Justicia con esta bestia.

Creo que estamos ante un caso en que la peor condena posible no alcanza.

Ni siquiera una condena a muerte...

Recomiendo leer la nota titulada "Entre la justicia y el crimen", que se publica ayer en el suplemento Enfoques del diario La Nación.

La nota cuenta como, en función de la figura de "justicia comunitaria" establecida en la nueva constitución de Bolivia, que impulsó Evo Morales, los habitantes de algunos pueblos del altiplano están haciendo justicia por mano propia, a través de vejaciones y linchamientos.

Un horror.

Pero a lo mejor allí es a donde deberían llevar y dejar a Josef Fritzl...

22 Comentarios / DEJÁ EL TUYO:

Gustavo D. dijo...

Juan: este caso te afectó mucho, si pensás que el ejemplo boliviano sería útil. La ley debe llegar a castigar justamente a casos como este monstruo austríaco. Debemos cumplir la ley. Cumplirla, somos sus esclavos. Donde mejor se puede visualizar la evolución del hombre es en el respeto a la ley y sus instituciones. Tranquilo, man.

Juanqui dijo...

Gracias Gustavo x el comentario!.
Sí, efectivamente el tema me indignó. Especialmente después de ver el cinismo con el que se presentó al juicio.
Lo de Bolivia fue un ejemplo (a lo mejor un mal ejemplo...) de lo que pasa cuando los sistemas no funcionan.
Este señor tiene la suerte de vivir en un país en donde aparentemente el sistema sí funciona.
Y es bueno que funcione.
Pero la Ley debiera ser con él tan dura como lo es en el más aberrante de los delitos.
Un abrazo!

Ana Cecilia del Río dijo...

Un asquito más, y van..., Yo.

Juanqui dijo...

Nada mas que "un asquito mas"... La verdad es q nunca habia visto bestia semejante... Matarlo suena a poco...
Gracias x leer la nota!

Ana Cecilia del Río dijo...

Bue, pasa que ya lo había leído al caso, entonces no me sorprendió tanto, además, no estoy a favor de la pena de muerte, ya lo he dicho, ¿Qué voy a comentar? ¿Que lo maten? no, que lo encierren de por vida obviamente, más que sentir asco, no puedo..., sorry, Yo.

Juanqui dijo...

:-)

Ana Cecilia del Río dijo...

Je... ;)

Juanqui dijo...

A lo mejor lo q habria q hacer es dejarlo libre... Te imaginas?. La gente se encargaria de el... :-/

Ana Cecilia del Río dijo...

Je je, naa, ellos irían en cana seguro... La muerte sólo trae más muerte. Debe estár adentro de por vida, sabiendo todos que es una merde total, no joderá nunca más a nadie, Yo.

Juanqui dijo...

Ok, te lo tomo. Conm todo el dolor de mi alma... ;-) Gracias x el "debatillo"!

Victor dijo...

Juan Carlos:
Creo que habras escrito la nota preso de la indignacion que semejantes declaraciones provocan, y al igual que te comente cuando la SU pidio pena de muerte, hay que dejar que las aguas decanten.
No pienso defender ni atacar a este grandisiomo hijo de un lumpanar completo, sino tratar de reflexionar en lo que pasa caundo dejamos que nuestras pasiones impidan el accionar de una justicia realmente independiente, aun de MIS deseos de castigo o absolucion, de quien quiera que sea, no habramos la caja de pandora pidiendo pena de muerte o linchamientos.
Recordemos a Bretch:
Primero vinieron por los judios, pero a mi no me importo, igual yo no era judio, despues vinieron por los comunistas, pero a mi no me importo, igual yo no era comunista, despues vinieron por los sindicalistas, pero a mi no me importo, igual yo no era sindicalistas, despues vinieron por los curas, pero a mi no me importo, igual yo no era cura,... ahora vienen por mi, pero ya es tarde...
Un abrazo

Juanqui dijo...

Gracias Víctor x el comentario! :-)

Bea Cippitelli dijo...

Sin palabras. Creo que lo mejor es encerrarlo de por vida y que en la carcel se ocupen de él. Nada mas que decir!!!. Es uno de esos casos en los que dan ganas de hacer justicia por mano propia. Muy buena la nota.

Juanqui dijo...

Gracias Bea!

Florencia Florio dijo...

No hay pena sufuiciente para ese mounstro. Ni la muerte, por que le facilitaría las cosas. Condena a trabajos forzados!

Juanqui dijo...

Gracias Florencia x leer y comentar la nota!

Silvia Julieta Rodriguez Campos dijo...

Es la verguenza austriaca.
Juan Carlos muy buenas tus notas y variadas. Alguna opinion sobre AIG?

Juanqui dijo...

Hola Silvia!. Gracias!.
Sobre AIG... la verdad es que yo era partidario de dejar que se cayera y actuar sobre los efectos de la caída.. Haberla sostenido al costo que debio pagarse (por ahora) no resolvió nada e hizo que la plata ya no esté.
Sobre los bonos de los directivos de AIG..., sin palabras.

Soledad Vignolo Mansur dijo...

No creo que la justicia humana alcance. Esperemos que haya otra.
Terrible caso.

Juanqui dijo...

Si... Gracias Sole x tu comentario.

Lilly dijo...

El espanto nos lleva a desearle lo peor, es cierto. Pero la ley no puede ser un instrumento de venganza. Eso nos devolvería a la época de las cavernas.
El sistema de "justicia comunitaria" al que te referís, probablemente se enraice en la cultura Aymara. Según ese mismo sistema, hace cosa de dos años, en un pueblo andino peruano, la comunidad, acusando de corrupción al intendente, lpo sacó de su casa, lo linchó, y tras atarlo a un poste, lo rociaron con combustible y lo quemaron vivo.
En cambio, en algunas comunidades indígenas de Honduras hoy se permite un sistema de justicia basado en la cultura maya. Al parecer ellos consideran un desperdicio que una persona en la flor de la vida sea castigada con el encierro. ¿A quién beneficia? se preguntan. Cuando un joven de 18 años asesinó al padre de varios hijos, la comunidad se reunió para decidir qué hacer con él. La voz de la viuda fue escuchada. El joven debió primero arrepentirse y pedir perdón. Luego decidieron expulsarlo de la comunidad de por vida y obligado a mantener a la viuda y sus hijos hasta que el menor de ellos cumpliera los 18.
A mi me parece una forma de justicia más eficiente porque obliga al criminal a hacerse cargo de las consecuencias de sus actos, cada día de su vida y, de alguna manera, devolverle a la comunidad aquello que le quitó.
Con linchamientos y ewjecuciones sólo sumamos venganza, violencia y pérdida.

Juanqui dijo...

Gracias Lilly x tu comentario!.
Obviamente tenés razón en el tema de fondo...
Muy interesante lo que contás!.
Saludos!

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails

Encontrame también en: