04 enero 2009

LAS VACACIONES Y UN NUEVO TIPO DE ESCLAVITUD

Quienes pensaban que iba a escribir acerca de lo que implica hoy salir de vacaciones con hijos y especialmente con hijos adolescentes, se equivocaron...!.

Los que creían que iba a poner en el grito en el cielo por lo que cuesta irse hoy en día de vacaciones y los esfuerzos, a veces hasta ridículos, que hacemos para pagarlas, también se equivocaron...!.

Tengo previsto hacerlo, pero no en esta nota.

Cuando me senté a escribirle pensaba en mi profesor y amigo Guillermo Jaim Etcheverry, médico, ex Decano de la Facultad de Medicina de la UBA, ex Rector de la UBA, escritor y "casi filósofo" por la originalidad de muchos de sus planteos sobre las cosas de todos los días.

Hace algunos años (juro que busqué la nota pero no pude ubicarla...), Jaim había escrito en la revista de los domingos del diario La Nación, una nota que me gustó mucho, en donde lo que marcaba era "el surgimiento de una nueva forma de esclavitud"...

Se refería puntualmente al auge de la telefonía celular, a la aparición de nuevos sistemas inalámbricos de conectividad para el uso de laptopts, y a la proliferación de estos aparatitos en las playas de Punta del Este, en Uruguay.

Entre divertido y horrorizado, Jaim contaba que se había cruzado en la playa con infinidad de amigos, muchos de ellos presidentes, gerentes generales o altos funcionarios de empresas importantes, y que casi sin excepción estaban hablando por un celular, tratando de adivinar qué era lo que se veía en las pantallas de sus laptops invadidas por el reflejo del sol, e incluso hasta molestos y algo estresados por la posibilidad de que la arena dañara sus equipos...

En la playa!. En traje de baño!. Con sus familias!. No lo entendía...

Decía que había tratado de hablar con ellos y todos argumentaban lo mismo: era sumamente importante "mantenerse conectados", ya que eso les permitía interactuar con su gente en las empresas sin "resignar" tiempo de vacaciones...

Luego de ver lo que había visto y de escuchar lo que había escuchado, la teoría esbozada por Jaim era que había surgido una nueva forma de esclavitud a la que estaban sometidas las personas "supuestamente importantes" cuando salían de vacaciones.

Jaim decía que en el pasado "los jefes" se iban de vacaciones y "los empleados" tenían que hacer funcionar el negocio hasta que éste volvía fresquito y descansado.

Según sostenía en su nota, la tecnología había cambiado esto. Ahora los empleados podían irse de vacaciones y cuando volvían la empresa seguía allí y ellos simplemente se reintegraban a sus funciones. Los jefes no. El contar con dispositivos de última generación que les permitían prácticamente "replicar" su escritorio en la playa, los hacía "irse de sus oficinas a un lugar de vacaciones, pero seguir tan conectados y estresados como el resto del año, o incluso peor...".

Deben haber pasado 10 o 12 años de esta nota y confieso que me impresiona la actualidad que tiene!.

Pasear por la costa en Mar del Plata, Pinamar, Cariló, o incluso Punta del este, en el país vecino, dan la pauta que lo que hace años impresionó a Jaim hoy es la norma.

Se me ocurre que cuando uno entra hoy va a una playa, el riesgo de electrocutarse es casi tan alto como el de ahogarse, perder un chico o terminar el día con quemaduras de tercer grado...

Todo está armado para que "estemos siempre conectados".

Esas son vacaciones???.

En el año 1900, es decir hace exactamente 109 años, un escritor, Samuel Butler se hizo famoso por una frase que fue premonitoria: "Las máquinas evolucionan y se reproducen a velocidad tan prodigiosa que si no les declaramos ya mismo una guerra a muerte, será demasiado tarde para resistirse a su dominio".

No sé si se trata de una guerra, pero si estamos tan "conectados" durante todo el año, sería una buena idea que en los días de vacaciones hagamos lo inverso, nos "desconectemos".

Hagamos una lista de las cosas terribles que pueden pasar si no tenemos un blackberry enganchado en el traje de baño o si miramos nuestros e-mails una sola vez al día. Estoy seguro que va a ser una lista corta!.

Y nuestra familia, nuestros amigos y hasta nuestra cabeza nos lo agradecerán.

14 Comentarios / DEJÁ EL TUYO:

Ana Cecilia dijo...

Ja es muy interesante y cierto. Tenemos adicción; yo la tengo, al menos, es raro, y aún no sé el por qué, pero ya lo averiguaré. Un beso, me encantó tu nota, Ana C.

Juanqui dijo...

Gracias Ana!

Valeria Cassagne dijo...

en algunas partes de la patagonia, incluidos algunos lagos de los alrededores de Aluminé, no hay señal para celulares, y los turistas se vuelven locos, parecen adictos con crisis de abstinencia.... hasta que se acostumbran y pueden disfrutar completamente las vacaciones, con tiempo de calidad para la familia y el descanso.... me siento afortunada de vivir donde vivo y de no estar tan in-comunicada con tanta tecnologia

Juanqui dijo...

Jajaja!. Gracias Valeria!. Buen comentario.

Gustavo Chiche Flores dijo...

me confieso adicto x suerte los mellis son excusa para este verano quedarme quietito en casa...el titulo del video era...the machine is us/ing us

Juanqui dijo...

Gracias Chiche x el comentario y x el dato!

Soledad Vignolo Manzur dijo...

Es tan terriblemente cierto lo que decis en tu nota. Tal vez esta "conectividad" permanente a la que nos sometemos, sea una gran pantalla para no conectarnos de verdad con afectos y sentimientos. Adoro la tecnología, pero todo tiene un límite

Pablo Duggan dijo...

buen tema, lo voy a comentar en la radio.

Juanqui dijo...

Gracias Sole x el comentario!

Juanqui dijo...

Gracias Pablo!. Y felicitarciones x la vuelta!. Mucha suerte!.

Juan Pablo Castex dijo...

yo reconozco mi adiccion al chequeo continuo de correo, en serio creo que hay que tomar conciencia. si no reviso un dia el mail me vuelvo loco. maldito BB!!!Saludos

Juanqui dijo...

Gracias JP x tu comentario!.

Carlos Maslatón dijo...

no comparto la teoría de jaim. mejor dicho, a mi no me molesta el tema. yo soy un hiperconectado, siempre. me muero si no tengo funcionado al iPhone con el wifi a alta velocidad. la desconexión informativa me lleva a la muerte. trabajo y descanso no son cosas independientes y separadas. todo forma parte del mismo proceso.

Juanqui dijo...

Gracias Maslatón por tu comentario!. Es un honor tenerte como visitante del blog!.

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails

Encontrame también en: