08 diciembre 2008

UN "EDUCATIVO" PARTIDO DE SNOOKER

Pasé el fin de semana en el campo y un partido de snooker en donde mi compañero de equipo y yo estábamos "para el cachetazo", me hizo ratificar las bondades de una buena estrategia...!.

Noche cerrada. "Opíparo" asado. Y la habitual pregunta: "¿largamos con el snooker?".

Confieso que no llego ni siquiera a ser un "jugador mediocre". Soy menos que eso... Cada vez que juego tengo que volver a preguntar reglas, valor de las diferentes bolas y cualquier otro detalle que hasta un novato domina. Y tampoco soy una maravilla con el taco....!.

Mi compañero de equipo estaba más o menos en las mismas.

Pero ahí fuimos. Uno de mis cuñados y yo, contra otro de mis cuñados y el marido de una prima de mi mujer.

En menos de 15 minutos se habían cansado de burlarse, habíamos apenas hecho 1 miserable punto (que además fue por error de ellos) y nuestros rivales no llevaban como 25 o 30 puntos de ventaja. Todo era cuestión de minutos...

Pero no nos dejamos amedrentar!. Nos miramos con mi coequiper y decidimos hacer lo que uno normalmente hace en estos casos: desarrollar una estrategia...

La corta experiencia de la primera parte del partido nos había dado dos o tres "tips" importantes: eramos incapaces de embocar nada, cualquier error era sumamente costoso y ellos, si bien eran muy superiores a nosotros, tampoco "la tenían atada", podían equivocarse...

Nuestra estrategia entonces fue "cero error". No importa lo que pase, cada vez que nos toque jugar, le pegaremos como podamos a una bola que no implique costos, incluso aunque no sume nada. Y veamos si ellos se equivocan y la tendencia cambia, o si perdemos por paliza, como estaba sucediendo hasta ese momento.

Y hubo un milagro o la estrategia funcionó...!.

Media hora más tarde, nosotros seguímos con paciencia japonesa nuestra estrategia. Nuestro rivales en cambio estaban descontrolados. Ya ni bromas hacían...

Finalmente pasó lo que tenía que pasar: tiunfó una buena estrategia, la nuestra!. Por paliza!.

¿No es bueno que las cosas que siempre vemos en los libros se den de vez en cuando en la realidad?.


Juro que sí. Y especialmente cuando además uno puede burlarse arteramente de quienes jamás se imaginaron el triunfo de "la cabeza" contra "el supuesto talento".


Viva el snooker!.



PD: Por razones de caridad, los nombres de nuestros rivales no aparecen en este post. Mi compañero de equipo era Javier Montoreano.

4 Comentarios / DEJÁ EL TUYO:

Tomas dijo...

Querido juanqui, paso a aclarar algunos puntos; los del equipo contrario eramos igual de malos que Uds, y no mejores; Uds no desarrollaron ninguna estrategia mas que caminar alrededor de la mesa y tratar de meter alguna bola de vez en cuando; y por ultimo tuvieron la suerte que nosotros nos caimos haciendo todos los errores al final. Realmente te felicito por haber ganado sin meter una sola bola !

Algunos lo llaman estrategia, otros lo llaman or...

Un abrazo,
Tomas

Juanqui dijo...

Tommy, Gracias x tu comentario!.
Me conmueve la aceptación de tu ineptitud en el snooker...
Ahora, ese gesto queda empañado cuando no aceptas que fue un triunfo de la estrategia sobre la desorganización...
En fin, tu última frase ("Te felicito...") es la prueba de que una buena estrategia como la que adoptamos nos permitió ganar un partido de snooker sin meter una sola bola!.

Tomas dijo...

Tu estrategia es que sos malisimo, le tiraste adentro a todas y no metiste ni una.
Como ganaron ? Porque nosotros somos peores.

Abrazos

Juanqui dijo...

A ver..., si nosotros no metimos ninguna bola, asumo que ustedes fueron los que metieron todas.
Supongamos que efectivamente nosotros no pusimos en práctica ninguna estrategia.
De todos modos hay una enseñanza: la estrategia de ustedes fue horrible!. Metieron todas las bolas y el costo de meterlas fue tan alto que perdieron...
That's life!. That's strategy!.

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails

Encontrame también en: