03 abril 2009

EL "SÍNDROME DE EXPOSICIÓN DE LOS HIJOS A LA INSEGURIDAD"

Eran las 4 de la mañana.

Juan, que ya había vuelto del SIC, donde hacen fiestas para chicos y chicas de entre 14 y 16 o 17 años, estaba en su cama durmiendo. Caro había llegado de la casa de una amiga y también dormía tranquilamente. Lo mismo hacían los más chiquitos, Martu, Eli y Javier.

Delfi, en cambio, seguía en el boliche con amigas y estaba previsto que volviera a eso de las 6.

Yo estaba despierto, después de haber hecho varios "pooles" y de haber coordinado para abrir la puerta a quienes no tenían llaves, con bastantes pocas posibilidades de dormirme.

Simplemente pensaba...

Supongo que todo el mundo habrá escuchado hablar del "Síndrome del nido vacío", un problema que no es menor y que afecta a las parejas cuando los hijos crecen y dejan definitivamente el hogar familiar.

Todavía no llegué a la etapa en que mis hijos empiecen a irse de casa para organizar sus propias vidas, pero me parece que la sociedad actual está contribuyendo a desarrollar una "nueva enfermedad", que nos afecta a todos los que tenemos hijos que todavía viven con nosotros.

No se me ocurre un nombre para ponerle, pero se trata de la preocupación, la ansiedad y otros trastornos, que se generan a partir de que los hijos empiezan a tener edad para dejar el hogar, pero no en forma definitiva, sino apenas por horas.

Como leyeron: apenas por algunas horas.

Para salir de noche.

Para ir a la casa de un amigo, a una "matiné", a un "pre-boliche",o directamente a bailar a un boliche o a tomar algo en un bar.

¿Qué pasa durante esas horas?.

Pasa que uno no puede evitar preocuparse por lo complicado que es hoy para los chicos vivir la pre-adolescencia y la adolescencia en un entorno marcado por la agresividad y por la violencia.

La simple idea de lo que pasa "allá afuera", donde los chicos están en ese momento, genera angustia, ansiedad y hace que muchas veces uno no pueda conciliar el sueño.

Cuando me tocó pasar por esa etapa, toda nuestra atención estaba centrada en el programa de casa noche, ya que salir casi no implicaba riesgos.

Cuando empezabas a volver a tu casa, ya de madrugada, lo peor que podía pasarte era tener que caminar porque ya no pasaban los colectivos y los pocos taxis que circulaban estaban ocupados.

Nadie pensaba que podía ser abordado por una patota, que te podían asaltar, o que podían pasarte cosas todavía peores, que hoy parecen ser moneda corriente.

Era la época en que "El violador de Recoleta" hubiese sido el personaje de algún libro, al estilo de "Jack el destripador", pero nunca un señor de verdad, que se dedica a abordar chicas que entran a su casa, para violarlas impunemente.

¿Qué habrá pasado en estos 25 o 30 años para que todo cambie tanto...?.

¿Por qué no hay nadie estudiando este cambio tan brutal, de modo que podamos entenderlo y tratemos de hacer algo para que se vuelva a vivir "normalmente"...?.

No hay derecho que los chicos estén expuestos al peligro simplemente por salir a divertirse con amigos...

No es posible que ese peligro no pueda ser evitado ni siquiera con una activa intervención de los padres en la organización de estos programas...

¡Si hasta hay casos en que las víctimas de algún delito fueron padres que estaban parados con sus autos, esperando que un chico al que habían ido a buscar a su programa de esa noche!.

Eso genera angustia, preocupación, ansiedad.

Eso incide en el clima que se vive a nivel familiar.

Si realmente asumen su responsabilidad, los padres deben poner límites, con el fin brindarles mayor seguridad a sus hijos, y eso les genera roces con ellos.

Los chicos por su parte se rebelan contra esos límites, porque entienden que no tienen nada que ver con ellos ni con el programa que están organizando, y obviamente se enojan con sus padres.

A veces a hasta las parejas tienen discusiones sobre si deben o no dejar que algún hijo haga un programa que no tiene nada de malo, pero que, sólo en el trayecto de ida y en el trayecto de vuelta, presenta ya riesgos a los cuales no se lo quiere exponer.

El problema obviamente se llama "inseguridad" y lo conocemos muy bien.

Ahora incluso sabemos que la inseguridad puede tener, además, un efecto negativo en las relaciones entre padres e hijos, y hasta en las relaciones de pareja.

Que locura...

Lo que todavía no tiene un nombre es esta "nueva enfermedad".

Si llamamos "Síndrome del nido vacío" a los trastornos que se generan cuando los hijos crecen y dejan la casa, a esta "nueva enfermedad" a lo mejor podríamos llamarla "Síndrome de exposición de los hijos a la inseguridad".

Es un nombre que tiene la ventaja de que puede lograr que uno se sienta medio ridículo y analice la cuestión con un poco más de atención...

Lo positivo de esta enfermedad es que sabemos lo que la produce y que entonces podemos hacer algo por combatirla.

Se trata de combatir con todas nuestras fuerzas la inseguridad.

35 Comentarios / DEJÁ EL TUYO:

Mage Fraguas dijo...

si querés angustiarte un poco más, a la inseguridad sumale q nadie cuida a nuestros hijos y se suben entonces en autos q andan a 160 km por hora y nadie los para ni los controla, ubicás la escena de película americana donde moto de policía detiene a auto por exceso de velocidad? acá no existe y se matan. por suerte macri sacó el tema del control de alcholemia, creo q está funcionando, ojalá sirva.

Juanqui dijo...

Gracias Mage!. Tomo nota, pero por ahora me sigo angustiando por lo otro!. :-) En cuando logre eliminar alguna de las causas actuales de angustia, agrego esta nueva. Beso!

Soledad Vignolo Mansur dijo...

Me identifico tanto con esta nota, vivo en una ciudad del interior y la sensacion es terrible, porque no duermo desde que mi hija comenzo a salir, tiene 16 años y es bastante amrginada por sus amigos porque no se alcoholiza (increible), me da mucha lástima y a la vez me enoja que no pueda disfrutar su edad con tranquilidad como lo hice yo. Coincido en que el cambio es gigante y que debe estudiarse con seriedad.

Juanqui dijo...

Gracias Sole x leer y comentar la nota!

Matias Braun dijo...

no tener hijos es la respuesta

Juanqui dijo...

Esa es la solución "ex-ante", no la "ex-post"!. Abrazo!

claudia dijo...

Mirá, esto tampoco se termina con "el nido vacío", creo que se potencia, porque ni siquiera sabes si llegaron a sus respectivas casas,educamos a nuestros hijos para ser seres libres, pero el agobio de la inseguridad hace que les pidamos que avisen cuando llegan,no importa la hora...es increíble, pero ellos me entienden también,porque les preocupa saber si estamos bien...no quiero entrar en la paranoia, pero estoy en el límite.

Juanqui dijo...

Gracias Claudia!

Bea Cippitelli dijo...

Matias, yo no tengo hijos pero me parece de terror que los padres tengan que vivir de esa manera. No es la solucion!!

María Teresa Glenny dijo...

Ya voy llegando a esa etapa, el mas grande mio tiene 12, por ahora todavía dormimos todos bien, pero en breve lo padeceré, si Dios quiere me quedan un par de años de paz !! Me voy a acordar de ésta nota cuando me llegue la hora !!

DMA dijo...

Juan, ayer hablábamos con unos amigos de esto. Pretender volver a lo que vivimos nosotros, si a eso te referis con volver a vivir normalmente, es imposible. El mundo cambió tanto. En muchos sentidos, para mal. El problema es que esto que tan bien relatás, es parte de un problema mucho mayor en el que vivimos. No solo los chicos están inseguros, todos todo el día lo estamos. Obviamente, a vos, a mí y a todos los padres nos preocupan nuestros hijos (y dormir un poco mejor), pero en la medida en que la seguridad no sea un tema de estado, y se combata a la droga y a la delincuencia en serio, vamos a tener que seguir prendiéndole una vela a cada santo ...

Juanqui dijo...

No te vayas a olvidar!. Gracias MT x tu comentario!.

Juanqui dijo...

Gracias DMA x tu comentario!. Sigamos prendiendo velas... :-)

María Lucía Gallino Clérici dijo...

Creo qué la mayoría o todos...!! esperar despierta hasta qué llegan, y cuando llegan respirar tranquila y dormir un rato...

Juanqui dijo...

Si... Y que bueno es cuando "todos los pichones ya están de vuelta en el nido", no???. Gracias x leer y comentar la nota.

Cecilia Bellagamba dijo...

yo tengo miedo cuando "yo" salgo de noche, de dia, de tarde... ( imaginate con los locos bajitos) ojo no es paranoia pero somos blancos faciles a cualquier hora y en cualquier lugar-..buen finde para todos..

Juanqui dijo...

Gracias Cecilia x tu comentario!

Gabriela Kastner dijo...

Por suerte el mio tiene 9 !!! veo como se están perfilando las cosas hoy en día ...y la verdad me muero de miedo !!!!!!

Juanqui dijo...

Jajaja!. Gracias Gab.

Elsa Maria Rubio dijo...

Excelente nota.
Solo el que es madre o padre sabe lo que se siente al ver pasar las horas a la madrugada y los hijos que no llegan. Creo que envejecemos mas rápido porque no dormimos, velamos, rezamos y a la mañana nos levantamos con los mas chiquitos como si nada nos hubiera angustiado hasta que llegaron los grandes.
Hagamos algo por nuestros adolescentes por favor!!

Juanqui dijo...

Gracias Elsa x tu comentario!

Ana Maria T Regunega dijo...

Coincido plenamente. Como padres, no somos ajenos al alto grado de violencia que vemos y escuchamos diariamente en las noticias, y en lo primero que pensamos es en la seguridad de nuestros hijos..El miedo se hace sentir cuando salen , y esperamos ansiosos su regreso, no podemos encerrarlos ,eso traeria conflictos , solo podemos cuidarlos hasta la ... Read Morepuerta de calle , y luego rogar que nada les pase ....Es terrible vivir con tan alto grado de inseguridad...y las consecuencias que esta situacion conlleva y que tan bien describiste
gracias
Ani

Juanqui dijo...

Gracias a vos Ani x tu comentario!

Lujan Fuentes Benitez dijo...

Es tal cual Juan, hasta que no regresan...uno,no está tranquilo, no duerme. En mi ... Read Moreépoca era lo mismo....yo llegaba y la encontraba a mi mamá levantada...pero parar etarme, generalmente,porque había llegado media hora más tarde de lo pactado!!! pero no por el temor que tenemos ahora. Síndrome de inseguridad. Porque...me atrevo a ir más allá...hemos llegado a un punto tal, en que aún siendo de día, pido que me avisen cuando llegan al club porque tienen entrenamiento, o a la casa de algún amigo/a .Uno, como mamá o papá, lo sufre pero ellos,lo padecen. Besos Luján

Carlos Nougués dijo...

Podemos estar horas angustiándonos pensando en lo que podría pasar y qué pasa o no. Horas en si actuamos bien dejándolos ir, y si les pasa algo?.Cómo armar las libertades de los hijos, hasta que punto es sobreprotección y hasta que punto no. Dejarlos volar.
También ocurre cuando los dejamos manejar, y resulta que hay mas muertes por accidentes de ... Read Moreautos que por hechos de violencia producto de la inseguridad. Es todo complejo, pero uno debe advertir que si transmite educación y logra que sus hijos sean responsables,lo que pase será mas producto de la fatalidad y no de jugar con fuego.
Lamentablemente es la època que les toca vivir.

Juanqui dijo...

Gracias Luján y Carlos x sus comentarios!

Gabriela Pousa dijo...

Educacion + Formacion y despues.... es como dice Carlos! No podes encerrarlos en jaulas de cristal... La preocupacion calculo que siempre va a estar maxime viviendo en este estado de violencia actual, pero riesgos hay de todo tipo. Un matrimonio amigo de mi madre, le pidio una vez a un hijo que tomara un remise para no tener que manejar de noche, ... Read Moreque iba a una zona donde habia muchos secuestros, robos, etc..., que con un remise iba a estar mas seguro... El remisero choco y el chico fallecio! Ya ves, a veces las prevenciones tambien fallan. Animo (y disculpas pero no encuentro acentos en este teclado! Glup...)

Juanqui dijo...

Gracias Gaby

Gabriela Pousa dijo...

Me quede con culpa!!!! No se si te deje mas tranquilo GLUP!... ;)

Juanqui dijo...

No... Pero no es la idea!. Jajaja!. Me interesa q mme des tu opinion!. Beso.

Laura dijo...

Juanqui, muy buena la nota, muy coherentes algunos comentarios.
No tengo mucho para agregar...

Agrego, eso sí, la sonrisa que me produce cuando me despierta y me dice.." Mami ya llegué".

Cariñossssss

Lau

Juanqui dijo...

Gracias Laura x tu comentario!

Maximo Lynch dijo...

la verdad que es un despelote las salidas de los chicos cuando uno no puede salir con ellos y lo mejor es dejarlos cuidarse solos lo único que como padres tenemos la obligación es de explicarles sobre la inseguridad, la droga y el sexo para que creen su propia consciencia de vida.
es un trastorno compartido.

JQ. muy buen tema.

Carlos H Lucido dijo...

totalmente de acuerdo Juan, creo que a todos los padres que tenemos hijos adolscentes nos está pasando lo mismo, por lo que tenemos que exigir seguridad, con marchas y con votos.

Juanqui dijo...

Gracias Máximo y Carlos x leer y comentar la nota!

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails

Encontrame también en: