15 febrero 2009

LA VERDAD ES QUE A MI ME GUSTAN LAS FERIAS DE ARTESANOS

DESDE PUNTA DEL ESTE (URUGUAY).- En estos días hay una fortísima polémica por la decisión del gobierno de la ciudad de ordenar un poco a los artesanos que, desde hace mucho tiempo, están ubicados en la zona de la Plaza Cortázar, en la intersección de las calles Serrano y Honduras, en Palermo Viejo.

Confieso que a mi las ferias de artesanos me gustan y me parece que le dan un toque simpático y atractivo a cualquier ciudad.

Pude visitar algunas como el "Flee & Green Market" del upper west side en la ciudad de New York, las feria del Barrio Latino y de Montmartre, en París, la de Saint-Rémy-de-Provence, en la región francesa de La Provence, en el sur de Francia, la de Nothing Hill, en Londres, las de Piazza Navona y el Trastevere, en Roma, o la de Gorlero, en Punta del Este, Uruguay.

Muchas de ella combinan las ventas de artesanías con frutas, verduras y comida fresca. Otras son más bien temáticas y se centran en vestimenta o arte.

Pero todas le dan al lugar "una onda especial".

Obviamente existen, "de las otras", como el Gran Bazar, en Estambul, que es apasionante, pero que puede terminar agobiando a cualquiera que entre allí con la idea de pasar un rato relajado y encontrar cosas lindas y baratas.

Pero son más bien las excepciones.

En Buenos Aires tenemos de los dos tipos.

Está la feria de artesanos ubicada en la plaza donde están el cementerio de la Recoleta y el Centro Cultural Recoleta, que mucho llaman Plaza Francia, del tipo de las ferias abiertas, y están el Mercado de Pulgas, en la calle Dorrego, en la zona ahora conocida como Palermo Hollywood, o el Mercado San Pedro Telmo, en San Telmo, del tipo de las ferias cerradas.

No entiendo por qué tanta oposición a que la feria de artesanos que desde hace años está en Plaza Neruda, se consolide y siga siendo un lugar de atracción turística, pero más importante que lo que es hoy.

Mi impresión es que hay mucho de "snobismo": muchos de los que critican esta feria virtualmente "se derriten" cuando tienen la oportunidad de viajar y ven una de las tantas ferias que hay en los Estados Unidos o en Europa, muy del estilo de la de la Plaza Neruda.

Creo también que hay un concepto equivocado respecto de dónde deben estar estas ferias.

Muchos suponen que deben ubicarse en el centro de grandes espacios verdes o en zonas marginales, para no alterar la supuesta tranquilidad de los barrios más cotizados.

¡Pero eso no es lo que ocurre en otras partes!.

Las ferias o mercados del Barrio Latino, Montmartre, Saint Remy, Notting Hill, el Trastevere, Piazza Navona, o la del upper west side en Manhattan, están en zonas donde cada casa o departamento puede costar cientos de miles de dólares o euros, y hasta cifras millonarias en dólares o en euros.

Ojalá Macri no ceda y este proyecto avance.

Ojalá no ganen en esta polémica los amargados de siempre, a los que cualquier cambio los saca de sus casillas y los pone en pie de guerra contra las buenas ideas.

Las ferias de artesanos deben tener presencia en toda cuidad que se precie de tener personalidad y carácter.

Buenos Aires, una de las ciudades más cosmopolitas del mundo, no puede convertirse en una "ciudad pacata" a la que le asusta que un artesano venda lo que produce en un lugar cerca del cual vive un gran empresario...

¡Por favor...!.

Viví varios años en lo que hoy se llama Palermo Hollywood. Tuve la oportunidad de ir mucho a la zona de la Plaza Neruda. Siempre la pasé más que bien. Mis chicos adoraban el sector de juegos cercado que hay al lado de la feria.

Entre los artesanos, las casas de ropa de todo tipo y precio y los simpáticos cafés y bares, hacen de esta zona una delicia para locales y para turistas.

Basta mirar la foto de este post para ver lo increíble que es esta zona de noche.

Lo mismo pasa de día.

El que no le gusta, siempre tiene la opción de mudarse... :-)

4 Comentarios / DEJÁ EL TUYO:

Ana Cecilia del Río dijo...

Totalmente de acuerdo con vos. Amo las ferias, son bellas, divertidas, alegres, tienen vida propia, artesanías diversas. Solo los amargados pueden detestarlas y llegar hasta las manos para erradicarlas de cualquier lugar... Ays, "humanos"..., Ana C.

Juanqui dijo...

Gracias Ana!

Lilly dijo...

¡Adoro las ferias! Y no nos olvidemos que esa feria hizo una buena contribución a que hoy esa zona se haya revalorizado.
Ahora, lo que no entiendo es porqué los gobiernos insisten en poner la mira contra la informalidad justo cuando hay una época de crisis económica (no sólo local, sino mundial) que hace que miles y miles de personas estén en riesgo de perder su trabajo, su fuente de ingresos. Tal vez una economía formalizada sea una aspiración ideal, pero... ¿es este el momento para enfocarse en esa causa?

Juanqui dijo...

Gracias Lilly x el comentario!

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails

Encontrame también en: