09 febrero 2009

EL 90% DE LOS PADRES TIENE MIEDO CUANDO SU HIJO ADOLESCENTE SALE DE NOCHE..., APENAS UN 4% NO LOS DEJARÍA SALIR SI VE RIESGOS...


DESDE PUNTA DEL ESTE (URUGUAY).- Nueve de cada diez padres sienten miedo, mortificación e inseguridad cuando sus hijos adolescentes salen de noche. Apenas el 4% se siente con la autoridad necesaria como para prohibir a sus hijos una salida nocturna cuando el riesgo es evidente.

La información surge de la editorial del diario La Nación de ayer, que me pareció impecable y recomiendo leerlo.

Se titula "Educar es también poner límites" y se refiere al problema que enfrentan hoy los padres de chicos de entre 13 y 18 años, que por un lado se mueven en un entorno que puede calificarse como peligroso y, por el otro, cada día parecen reconocer menos autoridad a los padres...

Me asustaron los datos que aparecen en un párrafo de la editorial que da origen al título de esta nota: "Los padres admiten que el peor enemigo que deben afrontar y derrotar es ese fantasma interior que los lleva a decir que sí cuando discuten con sus hijos. En las distintas encuestas, extendidas principalmente a familias de clase media de la Capital Federal, se señala que sólo el 4% de los padres de chicos de entre 13 y 18 años se siente con la autoridad necesaria para prohibir la salida nocturna de sus hijos en los casos en que resulta evidente que esa salida implica un riesgo inocultable. Sin embargo, los informes consignan que nueve de cada diez padres de familia se sienten al mismo tiempo llenos de miedo y experimentan una honda mortificación y una fuerte sensación de inseguridad cuando sus hijos adolescentes salen por la noche.".

Me sorprendió que los chicos aparentemente no sean conscientes del problema. "Las investigaciones revelan, por otro lado, que entre los chicos entrevistados constituyen una minoría los que admiten sentirse inseguros cuando salen. La mayoría afirma que no pasa nada.", dice también la editorial.

El panorama entonces no es demasiado promisorio: mientras los chicos creen que no pasa nada, los padres ven un entorno peligrosamente inseguro, pero no se sienten en condiciones de intervenir con autoridad para protegerlos...

Conclusión, algo hay que hacer.

La típica solución de "más policías en la calle" es de relativa utilidad. Es difícil implementarla, lograr resultados lleva tiempo y, además, se estaría protegiendo a los chicos de amenazas que ellos creen que no existen...

Imponer la autoridad de los padres parece imposible. Sólo el 4% cree que estaría en condiciones de impedir que su hijo salga, aún cuando el peligro en caso de salir es evidente. Muy loco, pero es así...

¿No deberíamos ser "sacudidos" un poquito los padres...?.

Creo, como dice la editorial, que hay que actuar sobre los padres y sobre los hijos. Agrego además la necesidad de actuar sobre el contexto, que cada vez parece más peligroso.

Pero creo que "el factor crítico de éxito" es el trabajo con los padres.

Es la base para que el resto de las cosas que se hagan sirva para algo.

A ver si los padres "nos ponemos los pantalones"!.

Tengamos en cuenta que si no lo hacemos rápido, podemos llegar a tener que lamentarlo para toda la vida...

9 Comentarios / DEJÁ EL TUYO:

Lilly dijo...

¿Los padres se mueren de miedo cuando salen a la calle?
Hay padres y padres. Por lo que vengo viendo, algunos se ocupan, otros sólo se preocupan, otro ni eso...
Ser adolescente no es fácil. ¿Se acuerdan? Pero es mucho más difícil cuando tus padres compiten por el puesto.
Es una edad en la que no sos grande ni chico, tu cuerpo cambia todos los días, tu voz también... Todo está en permanente evolución. Necesitás saber dónde están los límites, hasta dónde podés llegar, qué línea no podés pasar. ¿Qué los chicos desafían a los padres? ¡Por supuesto! Esa es una de las tantas maneras en que confirman y reafirman que los límites son esos, que siguen estando ahí.
¿Qué hacen muchos padres? Resignan su rol. No marcan esos límites. Los corren todos los días... Y esos chicos son condenados a una temeridad sin solución de continuidad.
El día en que los adultos nos comportemos como tales, asumamos las responsabilidades que nos competen (y no hablo sólo de pagar un techo y llevar comida a la mesa), tal vez ayudemos a nuestros hijos a sentirse más seguros sobre el suelo que pisan, y no necesiten asomarse permanentemente por la cornisa para experimentar su capacidad de equilibrio.

Lilly dijo...

Y perdón por mi tono demasiado enfático y sermoneador... Pero me ha tocado, con más frecuencia de la que he querido, escuchar a padres que prefieren jugarlas de piolas y amigotes, delegan su rol de padres en maestros escolares que no han sido preparados para asumir responsabilidades que no les competen y después es demasiado tarde... las consecuencias son irreversibles.
Los chicos no necesitan que seamos sus amigos, sino que actuemos como adultos, dialogando con ellos, creando un círculo de confianza mutua, pero sin confundirnos con sus amigos.

Juanqui dijo...

Gracias Lilly!. Me encantaron tus comentarios. Además agregan puntos al debate del tema. Beso!. JQ

Laura dijo...

Todo también depende de la edad que tengan...
Hay edades en que ya no se pueden poner límites aunque sigan siendo adolescentes.
Es por una cuestión de respeto, de no invadir, de dejar que crezcan lo mejor posible y se enfrenten con la vida misma.
Las pautas y conductas de comportamiento uno se las va marcando cuando van creciendo, no se puede subestimarlos pensando que no las capitalizaron...

Yo igual tengo miedo cuando sale.

Pero no me gusta marcar a esta altura, lo que es bueno y lo que es malo. Respeto lo que mi hijo decida, aunque muchas veces no lo comparta..

Tuve una adolescencia llena de límites...y ese estigma me quedó para no repetirlo con mi hijo.

Cariños
Laura

Juanqui dijo...

Gracias Laura x tu comentario!.

Mario Segovia dijo...

y 1 de cada 3 personas teme por su trabajo(según de Narváez)

Juanqui dijo...

Gracias Mario.

Laura Corvalán dijo...

Juan Carlos, yo tengo un hijo chiquito pero soy docente y mis alumnos usualmente tienen de 11 a 14 años... sabés la cantidad de pibes y pibas que tengo que ya tuvieron relaciones sexuales, se alcoholizaron más de una vez y probaron marihuana? La mayoría. Las más "santitas" de mis alumnas afirman que van a "tratar de esperar hasta los 15" Sí, son clase media baja de la capital y son pibes con un mal futuro... Ya tengo dos ex-alumnos de menos de 16 años muertos, sin ir más lejos... Un día si querés conversamos más largo. Es bueno que te preocupes por lo que a nadie parece importarle.

Juanqui dijo...

Mchas gracias por tu comentario Laura!. Encantado de conversar algún dia sobre esto!.

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails

Encontrame también en: