19 enero 2009

LO ADMIRO, POR ESO ME DIO UN POCO DE BRONCA...

Cuando hoy encontré en la página 17 del diario La Nación una larga nota firmada por Mario Bunge, me preparé a leer un texto inteligente, matizado por las exentricidades a las que este hombre sabio, que pronto cumplirá 90 años, nos tiene acostumbrados a quienes lo seguimos.

Me equivoqué...

La nota me desilusionó no sólo por el contenido y por la redacción, sino además porque representa una oportunidad perdida para escribir una buena nota sobre la asunción de Barack Obama como presidente de los Estados Unidos...

Ya el título ("Consejos al Presidente Obama") no era un recurso literario para una nota interesante y eso me desoriento...

Luego terminaron de desilusionarme las recomendaciones que Bunge listó en la nota, que van de renunciar "públicamente al título de líder del mundo libre" o instruir a la Secretaría de Estado para presentar excusas "a cada una de las naciones agredidas por los EE.UU. desde su fundación", hasta ordenar "el desmantelamiento de 1.000 bases militares que su país instaló en los cinco continentes".

Buscando con mucha buena voluntad y de manera casi quirúrgica, pueden rescatarse algunas ideas de Bunge sobre las cuales podría discutirse, como la eliminación de la pena de muerta. Pero no mucho más...

¿Desde cuando un hombre de las calidades de Mario Bunge asume una posición que ni siquiera sumiría Fidel Castro y que es, en todo caso, propia de un Hugo Chavez embravecido frente a una turba de seguidores...?.

Bunge, que vivió gran parte de su vida en los Estados Unidos y que hoy vive en Canadá, donde es profesor de Lógica y de Metafísica en la McGill University, de Montreal, nunca fue "pro-norteamericano".

Pero tampoco nunca se había plantado en una postura tan absurdamente "anti-yankie"!.

Confieso que me fascina ese intelectual medio progresista, inteligente e incisivo, que es capaz de pararle el carro a cualquier "yuppie" ciegamente enamorado del capitalismo salvaje, o de polemizar con altura con funcionarios de las más grandes potencias y con académicos e intelectuales de los más diversos ámbitos.

Ojalá su eterna lucidez no empiece a perder brillo con la llegada de los 90...

La nota de hoy en La Nación no es del Mario Bunge que me gusta leer.

Hay mucho payaso suelto que gracias a la tecnología y la globalización dispone del espacio que quiera para recomendarle a Obama que se disculpe con Cuba, que le pida al FMI que deje de servir a los Estados Unidos o que modifique el sistema de educación básica de su país para que los chicos norteamericanos puedan ganar las olimpíadas matemáticas...

Incluso muchos de ellos son argentinos...!.

Ya tenemos a nuestra Presidente visitando Cuba y Venezuela en el momento en que asume Obama.

Que nuestros intelectuales muestren algo diferente. Por favor...

4 Comentarios / DEJÁ EL TUYO:

Ana Cecilia del Río dijo...

Bueno, coincido con vos, pero tiene 90, ¿Qué queres? ja,yo ni llego; mucho menos, pensante..., Ana C.

Juanqui dijo...

Es que era un tipo brillante a los 60, a los 70, a los 80... Me niego a creer que son los años. Prefiero que haya sido un "mal día"...!. Gracias x tu comment!.

Lujan Fuentes Benitez dijo...

mmm...no creo que sean los 90. Comentaste que nunca fue un tipo pro EEUU, pienso que quizás, son cosas que siempre ha pensado y ahora, a los 90 se animó a decir lo que quería sin medir sus consecuencias. beso,Luján

Juanqui dijo...

Bunge tiene claro que Obama no será nada demasiado nuevo, ya que representa como todos los presidentes anteriores l establishment político norteamericano. De todos modos, creo que podría haber escrito algo mejor... Gracias x tu comentario!.

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails

Encontrame también en: