05 mayo 2010

"YO NO QUIERO TENER PRESOS VIEJOS"


Yo no quiero tener viejos presos. Viejos de 75, 80 años. Pero no sólo los militares, ningún preso a esa edad. Hay algunos viejos que están ahí presos, que Dios me libre.”.

La frase pertenece al actual Presidente de Uruguay, José “Pepe” Mujica. Fundador, en sus años de juventud, del Movimiento de Liberación Nacional Tupamaros. Guerrillero. Hombre de armas llevar que muchas veces mató gente y otras tantas fue baleado. Hombre que pasó años, muchos años, en la cárcel.

Fue pronunciada durante la última campaña electoral, en la que fue justamente elegido Presidente, cuando se le preguntó si estaba a favor o en contra de derogar las leyes que en su momento decretaron la amnistía para militares y guerrilleros que se enfrentaron en Uruguay durante la década del ’70.

La cito ahora porque la detención del ex Ministro de Economía entre los años 1976 y 1981, José Alfredo Martínez de Hoz, tiene un horrible tufillo a odio y a rencor, de ese que los argentinos sabemos hacer durar por décadas.

Martínez de Hoz tiene hoy 85 años y es mucha gente literalmente lo odia. Incluso gente que no lo conoció o que ni siquiera había nacido cuando él tuvo a su cargo la conducción del Ministerio de Economía.

Consideran que fue no sólo un pésimo Ministro de Economía, sino además el responsable de alentar la especulación financiera y de provocar con su política económica el empobrecimiento y la quiebra de una gran cantidad de sectores productivos.

Pero eso en nuestro país no ha sido nunca un motivo para mandar preso a alguien.

¡Cuidado! No digo que no debiera serlo, posiblemente es algo que habría que analizar. Algo así como un "Juicio de Residencia". Simplemente los hechos muestran que la enorme cantidad de malos y a veces de terribles Ministros de Economía que hemos tenido, caminan alegremente por las calles sin que nadie los moleste.

Martínez de Hoz no fue la excepción.

Más allá de que no es el objeto de este post debatir sobre su gestión, no está detenido por lo que hizo como Ministro de Economía, sino por su supuesta participación en la detención de los empresarios Federico y Miguel Gutheim, a la que la Justicia en algún momento calificó como "secuestro extorsivo".

Estas dos personas fueron detenidas en cumplimiento de un decreto del año 1976 firmado por el entonces Presidente Videla y por su Ministro del Interior, Harguindeguy. Cuando años más tarde se inició una causa contra ellos, se lo incluyó a Martínez de Hoz. Éste probó luego que no había estado entre los firmantes del decreto y fue excluido del expediente, pero al indultar a militares y guerrilleros, el ex Presidente Menem lo puso en el listado de beneficiados, como si siguiera siendo parte del problema. Y ahí está, lo hizo parte problema, aparentemente para siempre…

Suena medio ridículo pero así es más o menos el tema.

No entiendo mucho por qué detienen por este asunto a este ex Ministro al que muchísima gente detesta y al que muchos además quisieran ver preso por su gestión al frente de la economía. Cuando uno lee la información disponible parece no haber tenido mucho que ver con ese decreto que no firmó.

Sin entrar en los detalles del caso Gutheim, la detención de personas por cuestiones políticas o ideológicas me parece espantosa. Una y mil veces dije que los enfrentamientos que hubo en el país durante la década de los ’70, sus consecuencias y las secuelas que quedaron son una enorme desgracia, independientemente de los colores políticos.

Pero también me parece espantoso que el odio y el rencor no se acaben nunca.

Especialmente cuando se convierten en el motivo para ir más allá de lo que uno podría entender como actitud de quien sufre horrorosamente por el drama de la guerra interna que vivió el país. Cuando se usan como excusa para una venganza.

Creo que ése es el caso de Martínez de Hoy.

Lo odian y le guardan un enorme rencor por lo que juzgan como una gestión terriblemente mala y hasta maliciosa, pero lo meten preso por un delito que aparentemente no cometió.

No importa lo que haya hecho ni lo que haya dejado de hacer.

Tampoco importa que hayan pasado más de treinta y cuatro años desde que asumió como Ministro.

Y obviamente ni se tiene en cuenta que sea un hombre que ya tiene 85 años.

Tomo y hago mía, humildemente, la frase de Pepe Mujica: “Yo no quiero tener viejos presos”.

Aunque cueste y aunque muchas veces duela, la caridad y el perdón no sólo son virtudes que es bueno ejercer. También definen a las personas y a los pueblos.

post signature

12 Comentarios / DEJÁ EL TUYO:

Anonymous dijo...

me encanto lo que escribiste! Que bueno seria que el rencor desaparezca ya que no sirve mas que para destruir.
;)

J CAFFERATA dijo...

Coincido contigo en todo. Ademas me parece muy valiente ya que del arbol caido todos hacen lenia. Mas que el tema de la vejez, que es muy contundente, no alcanzo a ver la causa juridica de la detencion. Es un invento chino, con olor a vendetta siciliana. El pais va a los tumbos, y este es uno mas. No parece terminar la pendiente.

Barrera Sergio Gustavo dijo...

es buena la de Mujica

Marcelo Revilla Cornejo dijo...

JQ, estoy de acuerdo en lo que pensás. Abrazo

Juanqui dijo...

:)

Carlos Nougues dijo...

Juanqui, ni siquiera está probado que sea un delito de lesa humanidad la detencion de Gutman, via un decreto firmado por Videla y Harguindeguy. Acá no hubo detención ilegal, me parece. Lo que si asombra son los comentarios de Oyarbide, cuando dice sobre M.de Hoz, como cosa dada, que realizó un programa económico diseñado para la destrucción de la Industria Nacional. Qué un juez opine esto, es que no esta en sus cabales y está cebado. Ya Oyarbide es vergonzoso él como personaje de la justicia. Y esta es otra jugada de los Kirchner para dejar contentos a sus amigos como las madres, los periodistas progres todos en su mayoria que no vivieron esta època. Y también poder tapar temas como el de Venezuela etc. Si uno tiene que estar preso por su gestión, no queda ninguno libre, empezando por los que están ahora. Otra vergüenza mas y van...

Gustavo A. Drake dijo...

Juan: Por como viene la mano, y dado que los actores setentistas también aumentan de edad a medida que pasan los años, todo hace suponer que en unos años estarán muertos. Y ahí, tal vez, se acabe con esta patraña de la mitad de la historia. Digo tal vez, porque no me sorprendería que salga alguna ley que extienda las responsabilidades a los descendientes, en una especie de "responsabilidad hereditaria ante los DDHH".
Esta barbaridad del falseamiento de la historia, que habla solo de las atrocidades de uno de los bandos, pienso que figurará en los libros de algunos historiadores como una de las verguenzas nacionales de los argentinos. Otra más. Ya estoy casi convencido de que va a ser así. Como leí en "El manantial": esta ya es una causa muerta. O sea que ya no está viva como para presentar batalla. Está y seguirá estando sepultada como una verdad inobjetable que no merece futuras discusiones. Ganaron los mentirosos? Sí, porque los mediocres tibios lo permitimos. Así estamos. Así estaremos?

Claudia Cabili dijo...

Yo quiero un presidente como Pepe!

Alejo Larralde dijo...

Excelente...!!!

Sylvina Allende dijo...

oyarbide tiene que volver al cabaret. Me hace recordar a Cúneo Libarona por los casos que le llegan y como le gusta la cámara. Encima para sentirse alto estira el cuello tanto que el infeliz no se da cuenta que no sobrepasa el zócalo.

Sandra Ordóñez dijo...

YO NO QUIERO PRESOS INJUSTOS. LIBERTAD A MARTINEZ DE HOZ!

María Laigle dijo...

Primero que lo que sigue, gracias por invitarme a tu blog.
Con toda humilldad, (sí, tan humilde que la escribí con doble ll jaja), soy una ignorante de la política, la economía y demases, pero sé que aún los que son conocedores y hasta los expertos, no escapan a la subjetividad, que vendría a ser como el agua para los peces. Pienso que (y estamos empapados) "A río revuelto ganancia de pescadores". En este país, hoy los pescadores son unos, ayer fueron otros, los pescados ya sabemos quiénes son.

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails

Encontrame también en: